rosa@rosamartinez.com
 
<<HOME CURRICULUM VITAE EXPOSICIONES TEXTOS ENTREVISTAS
 
Exposiciones
BIENALES
Yolanda Gutiérrez: "El río nos susurra y la serpiente silba",1999. Lago de San Ildefonso Pueblo, Nuevo México, 1999
 
  3ª Bienal International SITE Santa Fe.
"LOOKING FOR A PLACE".
Curadora: Rosa Martínez
Santa Fe, Nuevo México, USA. Del 10 de Julio al 31 de Diciembre de 1999.
   

Helena Almeida (Portugal)
Ghada Amer (Egypt)
Janine Antoni (Bahamas/USA)
Monica Bonvicini (Italy)
Louise Bourgeois (USA)
Tania Bruguera (Cuba)
Lygia Clark (Brazil)
Diller + Scofidio (USA)
Dr. Galentin Gatev (Bulgaria)
GREENPEACE
Yolanda Gutiérrez (México)
Mona Hatoum (Palestine/Great Britain)
Carl Michael von Hausswolff (Sweden)
Carsten Höller (Germany)
Simone Aaberg Kaern (Denmark)
Zwelethu Mthethwa (South Africa)
Nikos Navridis (Greece)
Shirin Neshat (Iran/USA)
Rivane Neuenschwander (Brazil)
Gabriel Orozco (México/USA)
Cai Guo-Qiang (China)
Pipilotti Rist (Switzerland)
Francisco Ruiz de Infante (Spain)
Bülent Sangar (Turkey)
Arsen Savadov & Georgy Senchenko (Ukraine)
Charlene Teters (USA)
Sergio Vega (Argentina)
Miwa Yanagi (Japan)

En las últimas décadas el arte parece haber abandonado definitivamente la torre de marfil de su autonomía. La pureza del arte ya no es un signo de poder, de progreso o de elevación espiritual sino la dolorosa evidencia de su soledad. Los esfuerzos por conectar la creación con otras áreas de la vida han contribuido a trazar múltiples puentes con la realidad y hoy en día el arte incluye el activismo político, la exploración de las oscuridades psíquicas, la interacción con la ciencia, o la búsqueda de otras concepciones de belleza no determinadas sólo por los paradigmas occidentales. Todos estos referentes ideológicos otorgan, al papel del arte en nuestras sociedades, sentidos diferentes de los que habían tenido hasta ahora, al tiempo que nuevos regímenes de representación y de experiencia estética nacen como consecuencia de la expansión de las nuevas tecnologías.

Consideradas como las características más importantes de nuestra época, la velocidad y las nuevas tecnologías están cambiando nuestra percepción del espacio y nuestro sentido del "lugar". Actualmente, la comunicación entre personas físicamente alejadas es fácil de establecer y no importa tanto dónde nos encontramos como en qué forma estamos conectados a los flujos de información. Sin embargo, una de las preocupaciones más acuciantes es la relativa a los "espacios". Desde las fronteras que separan las esferas de lo público y lo privado hasta las consideraciones sobre el espacio que las mujeres u otros grupos marginados ocupan en la sociedad; desde la manera en que nuestro cuerpo (como conti-nente de nuestro yo) se relaciona con la arquitectura y el urbanismo hasta la posible modificación de nuestro ser físico por parte de la tecnociencia; desde la aculturación provocada por los desplazamientos y las migraciones hasta la defensa exacerbada de las identidades; todas estas reflexiones reflejan las preocupaciones del mundo contemporáneo y guardan una estrecha relación con las configuraciones mentales y físicas de esos diver-sos "lugares" o "espacios".

La exposición LOOKING FOR A PLACE, concebida específicamente para la tercera Bienal Internacional SITE Santa Fe, tiene un carácter transgeneracional y transnacional, y ex-plora, desde varias perspectivas, las múltiples interpretaciones de la idea de "lugar": desde las esferas psíquicas a los espacios públicos; desde los sueños míticos -como la búsqueda de El Dorado u otros paraísos utópicos- a los mapas científicos del mundo; desde las visiones ecológicas a las cosmológicas. En la Bienal se reunirán propuestas de artistas contemporáneos para crear visiones críticas y poéticas de cómo el "dónde" es entendido hoy en día.

MARCO CONCEPTUAL

La tierra y las ideas de "lugar" y "espacio" son esenciales, en todas las culturas, para definir las relaciones de los seres humanos con el mundo. Tras siglos de visión antropológica de la naturaleza, las teorías del caos y las nuevas ciencias nómadas están dando una nueva forma a nuestras creencias. La naturaleza se ha entendido, durante mucho tiempo, como un ser biológico y como un modelo moral para el comportamiento humano. La añoranza del origen inspira el deseo de encontrar la "auténtica" verdad de nuestro ser y refuerza la oposición entre naturaleza y cultura. Pero tal vez nuestras propias teorías e hipótesis sobre el mundo no sólo revelan sus energías ocultas sino que incluso las crean. El ejemplo de la bomba atómica es uno de los más claros para demostrar cómo la teoría puede crear realidad, y puede extrapolarse a las concepciones que afirman que la naturaleza imita al arte.

Durante la década de los 50, en la arquitectura y el urbanismo se retomó el concepto aristotélico de lugar, concibiéndolo como algo empírico, y considerando que cualquier intervención humana debía tener en cuenta las condiciones ambientales prexistentes. Las filosofías orientales han tratado también de interconectar el lugar, la arquitectura y el cosmos a través de las técnicas del feng-shui, que consideran el agua y el aire como principios geománticos básicos. Los edificios construidos por los Indios Pueblo, por su parte, se organizan entre un centro sagrado y el paisaje que lo contiene; su centro no es entendido como el centro del mundo sino como el de un mundo particular, de una comunidad específica.

Otras aproximaciones más contemporáneas conciben el lugar como acontecimiento, como escenario para la vida, como encrucijada para los encuentros existenciales. Estas aproximaciones parecen volver hacia el concepto griego de "topos" que no se refiere tanto a un lugar como a un "estado". No hay "topos" sin movimiento y "looking for a place" puede entenderse también como un devenir, como un movimiento hacia un "estado", hacia una situación.

El corazón de la tercera Bienal Internacional SITE Santa Fe está impulsado por la búsqueda y exploración de lugares cargados de significado, para potenciar sus energías y aumentar la sensibilidad de los espectadores. En este contexto, el análisis del "topos" se puede hacer sobre distintas áreas y desde diversas perspectivas. Una de ellas es la del cuerpo concebido como contenedor de nuestra subjetividad y de nuestras emociones y como resultado de diversas imposiciones ideológicas.

La casa entendida como hogar contiene la topografía de nuestro ser íntimo, mientras que el entorno urbano y la polis condensan el juego de máscaras y representaciones que dan sentido a nuestros comportamientos sociales. La sexualidad aparece entonces como un elemento fundamental en la política que divide y asigna los espacios. Por otra parte, lugares "naturales" como el océano o el desierto son espacios nómadas y deslizantes; en ellos las conexiones se establecen a partir de conjuntos de relaciones y no se basan sólo en la visualidad lineal. En este contexto, construcciones humanas como los laberintos pueden entenderse como una metáfora de nuestros itinerarios existenciales, o de los comportamientos no lineales de la naturaleza. Para evaluar cómo el espacio define muchos aspectos de nuestras vidas, podemos pensar en los viajes que se realizan sin moverse de un sitio, o en los espacios disciplinarios construidos por los poderes establecidos.

Si hoy hemos perdido el sentido del lugar es porque la noción de lugar integraba la geografía, las creencias y la comunidad. En Santa Fe, un mito y una tradición han sido inventados para tratar de conectar nuevamente estos factores. Esta tradición sustenta una fantasía histórica que crea una ilusión de autenticidad mezclándose a la vez con la ciencia y las nuevas maneras de entender la naturaleza, presentes en las investigaciones científicas del Santa Fe Institute o del laboratorio de Los Alamos, donde fue creada la bomba atómica.

Santa Fe, con sus especiales características y la conjunción de sus diversas energías, estará en el centro de LOOKING FOR A PLACE. La tercera Bienal Internacional SITE Santa Fe quiere ofrecer una serie de propuestas con las que intensificar la experiencia y la percepción de diversos tipos de espacios. Aunque la exposición LOOKING FOR A PLACE se extenderá por el territorio de Nuevo México pretende tratar más de intensidades que de extensiones. LOOKING FOR A PLACE propone descubrir algunos paisajes rurales, urbanos y psíquicos con el objetivo de provocar reflexiones críticas y despertar emociones. Articulando todos estos factores, la tercera Bienal de Santa Fe quiere contribuir a la renovación de los discursos culturales contemporáneos y tener una presencia significativa en el contexto de las principales bienales internacionales.